Por Enrique

 

Este libro recibió una excelente crítica por parte de un sitio en el Internet que me encanta, Salon.com. Con ese precedente lo alquilé de la biblioteca y al poco tiempo de iniciar su lectura, el libro ya me tenía absorto, no lo pude dejar hasta que lo terminé en poco menos de una semana.

 

Este libro fue originalmente escrito en inglés y tiene un lenguaje sencillo, sin ser necesariamente mundano. Me encanta la manera como los eventos son descritos, el autor no enjuicia al personaje, todo lo contrario, lo deja desenvolverse y crecer a medida que el libro progresa.

 

En nuestra discusión del libro, algunos de los miembros de nuestro grupo de lectura realmente detestaron a los personajes y por ende, al libro. Lo que sucede es que ciertos libros tienen personajes que pueden llegar a ser odiados, pero eso no significa que el libro sea malo. En ciertos libros la idea es que odiemos a ciertos personajes. Recordemos que la humanidad está llena de hombres y mujeres crueles, salvajes, cobardes y pervertidos. Si todas las personas fueran virtuosas, tendríamos un mundo diferente, y una literatura mucho más aburrida.

 

Pero volviendo al libro, sin entrar a pormenores, es imposible hablar de él sin referirnos al evento principal, a aquel acto que crea una víctima, un cobarde y un villano. Es difícil leer algo así sin terminar de alguna manera pensando que no queremos leer más. La violación, la cobardía y la injusticia duelen, es tan grave ese dolor que nos enoja y nos hace pensar que nosotros actuaríamos de una manera completamente diferente, aunque la realidad es que muchos hubieran hecho exactamente lo mismo. Pero lo que hace al libro no es simplemente la injusticia y el dolor, es también el camino de la redención. No es simplemente el hecho de que un cobarde (Amir) se enfrenta a sus mismas falencias, sino que trata de expiar sus pecados a través de la adopción de Sohrab. Pero realmente no importa lo que Amir haga, creo que su vida estará siempre determinada por los actos de su niñez.

 

En general este libro es recomendable, le doy un 8.5 y creo que debe ser leído por personas que quieren algo diferente. Definitivamente este es un libro que nos lleva a Afganistán a una vida de dolor e injusticia. Lo gocé.