por Enrique

 

Creo que es hora de reiniciar este blog. Casi que me voy a adueñar de él. ¿La razón? Nadie más lo usa. En el último año me la he pasado de haragán y lo he descuidado un tanto, ya es hora de cambiar esa ecuación. Hoy empezamos una nueva era en donde trataré de hacer comentarios más seguido. No garantizo que sean constructivos, pero sí que van a tener pimienta.